Hemos vuelto a los quehaceres domésticos que dejamos desatendidos en las tan merecidas y lejanas vacaciones. Los más pequeños, a sus rutinas. Y los no tan menudos, a las que nos tocan. Ya inmersos en nuestro día a día, otro curso más está en marcha.

Ilusionados. Estrenamos mes y estación, con un calor poco habitual en Octubre. Así que no paramos de tomar gazpachos fresquitos, para que nos den ese chute de energía que a veces nos falta. Y otra cosa que nos falta es el tiempo, escaso para el sinfín de tareas que abarrotan nuestras agendas. Poco tiempo, durante el que toca correr al cole, poner pies en polvorosa camino del trabajo, nada os cuento de los recados. ¡¡Se me olvidó llamar al médico!! ¡¡No tengo tiempo de hacer la compra!! Y de cocinar, ¡¡ni hablamos!! Y lo difícil que es conciliar para las madres y padres de este país; eso lo tratamos en otro capítulo.

Así que una ayudita no viene mal, aunque todos no tenemos a la abuela a la vuelta de la esquina preparando calditos ricos, purés para los peques, … comida de la que siempre nos ha encantado pero que lleva su tiempo, claro, ese que no tenemos. Pero sí tenemos a Las Bayones Cocinan, su comida casera y ese buen humor que las caracteriza.

Ensalada de arroz

Ensalada de arroz. Las Bayones Cocinan

Así que esta noche, cena rica y sana.